Es muy común que cuando decides invertir en bienes raíces tu primera opción sea la de comprar una casa o un departamento. Sin embargo, invertir en tierra es una oportunidad única, ya que la demanda de los terrenos ha ido en aumento en años recientes.

Si aún no estás muy convencido, te damos 10 razones de oro por las que debes invertir en tierra si se te presenta la oportunidad:

1. Atractivos rendimientos a largo plazo

Las inversiones en tierra son altamente rentables, ya que con el tiempo su valor siempre aumenta.

Se ha comprobado que si el terreno está ubicado en una buena zona el crecimiento de la tasa de inversión puede ser entre un 12% y 20% anual.

2. Inversión accesible para tu bolsillo y con alto retorno de inversión.

Invertir en tierra es relativamente barato: puedes adquirir un terreno con un capital pequeño y sin necesidad de recurrir a un préstamo del banco.

Lo mejor de invertir en tierra es que te permite comenzar el camino hacia el éxito financiero sin arriesgar un capital enorme, tu dinero comenzará a trabajar solo, generando un alto retorno de inversión e interesantes beneficios para ti y tu bolsillo.

3. Sin preocupaciones por el desgaste de la propiedad

Comprar una casa para después rentarla implica una serie de gastos, ésto debido al desgaste que una propiedad puede tener: pintura deteriorada, tuberías con daños, limpieza después de que un inquilino deja la casa, en fin, decenas de cosas que surgen con el tiempo y que merman los ingresos de una renta.

4. Rentabilidad segura a largo plazo

La tierra comienza a generar rendimientos interesantes en un plazo de 5 años en adelante, y aunque la espera puede parecer larga, al final valdrá la pena por los rendimientos que puedes percibir, especialmente si tienes en cuenta el monto inicial que tuviste que desembolsar y los gastos mínimos de mantenimiento.

5. Dinero que trabaja para ti

Se puede decir que la tierra es un negocio que no te complica la vida porque después de comprar tu terreno, te sientas a esperar tranquilamente a que tu dinero madure y con el tiempo vaya ganando más y más valor.

Tu terreno se encargará de generar dinero para ti y sin necesidad de que muevas un solo dedo hasta el momento en que decidas vender.

6. Negocio fácil y seguro de cerrar a distancia

Si haces una buena investigación podrás encontrar una buena oportunidad de compra sin necesidad de ir a visitar el terreno. Sin embargo, antes de cerrar la compra verifica un par de cosas para obtener certeza jurídica:

  • Asegúrate de que la persona o el grupo inmobiliario al que comprarás el terreno sea de confianza.
  • Verifica que el terreno tenga buena ubicación y verifica la información a través del registro de la propiedad.
  • Exige la firma de un contrato de compra-venta y la escrituración de tu terreno.

7. Desapego a la propiedad, cierre de mejores negocios

Al ser un “pedazo de tierra” es mucho más fácil hacer negocio con ella, nunca crearás un vínculo emocional con la propiedad, como en el caso de una casa para la cual se busca que “quede en buenas manos”.

El apego emocional con la propiedad puede llegar a impedir que realices una venta rápida y conveniente para ti.

8. Gastos adicionales casi nulos

Al invertir en tierra debes tener en cuenta que solo harás un desembolso inicial, después de eso los gastos adicionales son casi nulos; no hay cuentas que pagar y el impuesto predial es realmente bajo.

En pocas palabras, si estás buscando una inversión que no te demande tiempo y dinero a largo plazo entonces invertir en tierra es una excelente opción para ti.

9. A menor competencia mejor negocio

Para que puedas vender una propiedad en el tiempo planeado y al precio que buscas un factor clave es la cantidad de competencia que tengas. En el caso de los terrenos la competencia es bastante baja, pues la mayoría de las personas tienen la mira puesta en adquirir departamentos, casas o propiedades comerciales.

Esto se debe a que desconocen los grandes beneficios de invertir en tierra, lo cual es una ventaja para los que deciden invertir en tierra.

10. La tierra es un producto finito

Ser dueño de un pedazo de tierra es ser dueño de un producto limitado; nadie está haciendo más tierra para vender.

Llegará un momento en que los precios de los terrenos sean muy altos porque ya no habrá espacio debido al crecimiento demográfico y tu bien inmueble será el producto con mayor demanda.

Después de conocer estas razones de oro, cuéntanos: ¿aún sigues pensando que invertir en tierra no es una buena opción?